¿Qué es la ansiedad?

La ansiedad es un mecanismo de defensa. Se trata de un sistema de alerta ante situaciones consideradas amenazantes. Es un mecanismo universal, adaptativo, mejora el rendimiento y la capacidad de anticipación y respuesta. Su función es movilizar al organismo, mantenerlo alerta y dispuesto para intervenir frente a los riesgos y amenazas. La ansiedad nos empuja a responder (huir, atacar, neutralizar, afrontar, adaptarse, etc.), en función la amenaza. Se debe considerar como un mecanismo adaptativo, funcional, normal y no representa ningún problema de salud.

¿Cuándo se convierte en un problema?

En ocasiones el sistema de respuesta de la ansiedad se ve desbordado. En estos casos la respuesta de alarma es desproporcionada y puede aparecer incluso en ausencia de peligro.  Se considera la posibilidad de que exista un trastorno cuando la alteración causa malestar clínicamente significativo o produzca un deterioro social, familiar o laboral.

Síntomas de Ansiedad

Físicos

Cambios que se producen en nuestro cuerpo a nivel físico: dificultades en la respiración, sensación de ahogo, taquicardia, mareo, nauseas, sudoración, agobio, tensión y presión en el pecho

Cognitivos y Emocionales

Cambios en el pensamiento: anticipaciones negativas, catastrofismo, inseguridad, sensación de vulnerabilidad, incontrolabilidad, problemas de memoria y concentración.

Conductuales

Cambios en nuestro comportamiento: bloqueos, impulsividad, irritabilidad e hiperreactividad. También puede afectarnos en el modo en el que nos relacionamos (ámbito social, familiar o laboral)

¿Cómo podemos ayudarte?

EVALUACIÓN
RESULTADOS
TERAPIA
SEGUIMIENTO